No es algo tan inesperado y es Sony mismo quien lo dice nota larga en tu blog oficial: PlayStation 5 llegará el próximo año, más específicamente un Navidad 2020.

Con este anuncio no solo se confirma el nombre de la próxima consola de Sony, sino que también se ha extendido algunas noticias sobre lo que ofrecerá la próxima generación de la compañía japonesa.

PlayStation 5 montará un SSD lo que permitirá una reducción drástica en los tiempos de carga, así como también permitirá a los desarrolladores construir mundos más amplios y detallados. Hablando de juegos físicos, en su lugar, estos llegarán hasta 100 GB, gracias a la excelente unidad que también actuará como reproductor de Blu-ray.

La noticia, sin embargo, también estará en el campo de los controladores, con un nuevo Dualshock (aunque el nombre aún no se ha formalizado). Este nuevo dispositivo tendrá "disparadores adaptativos”(L2 / R2) que permitirá diferentes niveles de resistencia para una simulación de alto nivel.

La vibración histórica obviamente regresa, pero con un sistema más fiel y atractivo que hará que el retumbar más realista que nunca, así como el altavoz integrado que se mejorará y garantizará efectos extraordinarios. Por último, el controlador será un poco más pesado del Dualshock 4 actual y se puede cargar a través de un conector USB tipo C

Pequeña información que seguramente hará la felicidad de todos aquellos que no pueden esperar para tener en sus manos próxima generación de Sony.