Square Enix reportó pérdidas significativas debido a los malos resultados de los dos equipos internos Tokyo RPG Factory y Studio Istolia. ¿Qué salió mal?

Los dos estudios de desarrollo subsidiario, creados para crear proyectos más vinculados a los cánones clásicos del JRPG, no han logrado forjar una porción del público lo suficiente como para obtener ganancias. A pesar de los títulos desarrollados por Tokio RPG fábrica (Soy Setsuna, Lost Sphear y Oninaki) se caracterizaron por presupuestos modestos, lo que causó a Square Enix una pérdida neta de 54,33 millones de yenes (alrededor de 1,2 millones de euros).

Mucho peor el destino tocado estudio Istolia quien, a pesar del anuncio del Proyecto Prelude Rune dirigido por Hideo Baba (productor de la serie Tales of), se vio obligado a cerrar sus puertas después de causar una pérdida de 592,02 millones de yenes (4,7 millones de euros) el año pasado.

A pesar de las demandas de millones de jugadores, parece que ya no queda mucho espacio en el mercado para los JRPG de la vieja escuela. ¿Qué piensa usted al respecto?