Unos días después del lanzamiento de Watch Dogs: Legion, el último capítulo de la serie tecnopolítica de Ubisoft, una fuga de 4Chan podría abrir las puertas a la propagación de código fuente del juego.

Según las declaraciones de este usuario anónimo, en las últimas horas se habría lanzado en la red un archivo de 500 GB que contendría el código fuente del juego, soportando todo con varias capturas de pantalla mostrando el archivo infractor. Dentro del mismo hilo, muchos usuarios han vinculado este evento a un grupo de piratas informáticos randsomware que el mes pasado amenazaron con filtrar el último título de Ubisoft.

Como es habitual, los invitamos a tomar esta noticia con los debidos alicates, pero si esta filtración resulta ser correcta, facilitaría la vida a la comunidad de modderspiratería, con este último listo para estrenar crack cada vez más eficaz.